Cartas al profesor Valenverg “Concejal Atormentado”

0
469

Querido profesor:

 

Me he nombrado “Concejal Atormentado” para ocultar mi identidad y contarle por lo que estoy pasando. Soy un concejal que he tenido líos con la justicia.

 

Fui cobijado con el beneficio de la casa por cárcel, por elegir irregularmente a una funcionaria pública.

 

Me chuzaron los teléfonos, pillaron conversaciones, que harían sonrojar al más grande de los corruptos.

 

Debido al vencimiento de términos, logré recuperar mi libertad y regresé a la corporación como si nada hubiera ocurrido.

 

Pensando, que todo había terminado, me volví a lanzar al concejo para las elecciones del 27 de octubre, pero tal parece que la Procuraduría podría volver a tomar acciones en mi contra.

 

Voy a las reuniones a los barrios con mi sonrisa, pero por dentro estoy realmente preocupad, atormentado.

Que hago Profesor Valenverg, ayúdeme, se lo suplico.

——-

 

Respuesta:

 

Mi querido “Concejal Atormentado” (Seudónimo)

 

Al leer su carta, me doy cuenta que usted no tiene vergüenza. Como es posible, que después de estar privado de la libertad, se atreva nuevamente a aspirar a un cargo de elección popular.

 

Yo de usted no me lanzaba ni a la JAL. Pero bueno, como dicen popularmente, metida la cabeza, metido, todo el cuerpo.

 

Tal parece, que no le quedo escarmiento, la vergüenza por la que pasó, se nota a leguas que es un conchudo.

 

Mire, mi amigo, termine su periodo y deje de estar molestando con la política, no se da cuenta que hay gente joven, honesta y trabajadora que quiere estar en el concejo. ¿Quiere repetir, para volver a embarrarla?

 

Su amigo

Profesor Valenverg

 

Politólogo, sexólogo, influenciador, sicólogo, clarividente, mentalista, forista, a veces taxista, penalista, pero sobre todo consejero. Graduado en la Universidad de la Vida.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí