Presidente del Senado, Lidió García Turbay rechazó regreso a las armas de Márquez y Santrich

0
406

A los señores de la guerra que el estado los reduzca, a quienes creemos y queremos la Paz que nos permitan seguir trabajando en su construcción

El país amaneció hoy con la lamentable noticia, de un grupo de disidentes de las Farc regresaron a las armas.

 

Se trata de un hecho que rechazamos desde toda perspectiva, en momentos en que avanzamos por el sendero de la paz anhelada durante décadas.

 

Pero los colombianos hicimos una apuesta irreductible por la esperanza. Las negociaciones de La Habana, en la que participó no un gobierno sino el Estado, sembraron la semilla de una nueva nación que sigue incólume a pesar del anuncio de las últimas horas.

 

Ese es nuestro gran hecho histórico de este siglo. No otro.

 

Respetando los acuerdos se mantienen, según han dicho los senadores del partido de las Farc, alrededor del 90 por ciento de excombatientes; y en la misma brega, digo yo, los colombianos que creemos y trabajamos por construir un mañana mejor.

 

A ellos, como a todos, les pedimos que no acojan los gritos de guerra y, por el contrario desplegamos la vocación de reconciliación y perdón que son inherentes a nuestra condición humana.

 

Es hora de volver a los acuerdos y no de darles la espalda. Que los que se declaran al margen, tengan todo peso de la ley y la autoridad, pero que quienes se mantengan, reciban las prerrogativas de Estado acordadas para que no sigamos ahondando en la frustración que intentan los guerreristas.

 

Entendámoslo de una vez: Los de la paz, somos más.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí