La semana pasada ingresó al centro asistencial un habitante de calle enfermo de gravedad y al fallecer no se pudo dar con el paradero de sus familiares, ni se pudo conseguir que el ente territorial asumiera su situación. El HUC debió gestionar las exequias.

 

Luego de ser llevado en grave estado de salud por una fundación a la ESE Hospital Universitario del Caribe, el habitante de calle Nicolás Nassí falleció y su cuerpo no se reclamó nunca por ningún familiar, de tal manera que el centro asistencial empezó un proceso de gestión para brindarle el sepelio requerido. Para ello agotó las instancias necesarias, entre ellas la solicitud de un apoyo al Distrito de Cartagena, pero no se obtuvo respuesta positiva. 

 

En vista de ello, el HUC tuvo que adelantar los trámites respectivos para solventar la situación, ya que las Fundación El Edén, que respondía por el cuidado del habitante de calle, en ese momento no acudió a retirar el cuerpo. El centro asistencial debió buscar los mecanismos necesarios para evitar una emergencia sanitaria, tramitando los recursos para retirar el cuerpo y darle sepultura.

 

Luego de dos días en las instalaciones del cuarto de cadáveres del HUC, este fue retirado, después que desde acá se adelantara la compra del ataúd con la Fundación El Edén y el trámite del sepelio en general, este último lo asumió el centro asistencial

 

Cabe aclarar que en ningún momento esto generó emergencia ambiental, pero sí es necesario hacer un llamado a las autoridades para que este tipo de situaciones no se vuelvan a presentar, pues la razón es que llegan personas al HUC para ser atendidas y son abandonadas en varias ocasiones por sus familiares, y el hospital no cuenta con una morgue ni con los recursos para asumir el tratamiento que esto conlleva. Además, la Alcaldía de Cartagena no tiene en estos momentos convenio de auxilios para gastos de sepelio y así dar atención a este tipo de situaciones.

 

Lo cierto es que casos como estos se pueden seguir presentando en el HUC, pues es recurrente el abandono de personas habitantes de calle en el hospital y por mucho que se adelantan los procesos para dar con sus familiares, cuando por fin se localizan estos no quieren encargarse de su paciente. Uno de estos casos es el de Andrés González Padilla, un habitante de calle que llegó al centro asistencial desde el pasado 6 de agosto y sus familiares no han vuelto más al centro asistencial. En este tipo de casos es el ente territorial, a través del Departamento Administrativo Distrital de Salud - DADIS, el que debería responder por la situación que este padece.

 

Hay otros pacientes que son Yeferson Cuervo González de 35 años de edad, quien fue dejado en el hospital desde el 5 de agosto; Ever Ruiz Quintero de 87 años y Wilmer Angulo, este último padece de VIH, tuberculosis y Hepatitis B, todos ellos fueron abandonados en el HUC hace casi un mes y no tienen ningún tipo de afiliación en salud, por lo que el DADIS debe asumir su situación.

 

 

 

 

 

 

El grifo Notificas - Cartagena de Indias - Bolivar

Copyright © 2017. All Rights Reserved.