Durante este periodo de sesiones extraordinarias los honorables diputados de la Asamblea Departamental de Bolívar, se encuentran estudiando 8 iniciativas ordenanzales presentadas por Gobierno departamental, para incorporación o adición de recursos y autorizaciones de vigencias futuras.

 

El primer proyecto busca una adición de recursos al presupuesto de la vigencia 2017, por valor de $987 millones, para el fortalecimiento del sistema regional de CTEI (Ciencia, Tecnología e innovación) mediante el fomento a la innovación y el desarrollo tecnológico de las MIPYMES del departamento de Bolívar.

 

Este proyecto será ejecutado entre la Gobernación de Bolívar, la Federación Colombiana de Industria del software Ti (Fedesoft) y la Corporación Red Nacional Académica de tecnología avanzada (Renata), a través de un convenio especial de cooperación de ciencia y tecnología. La iniciativa es estudiada por la comisión de Hacienda, Presupuesto, cuentas y crédito público, cuyo ponente es el diputado Elkin Benavides Aguas.

 

El segundo proyecto de ordenanza pretende adicionar la suma de $13.659 millones, los cuales están destinados al proyecto de construcción participativa de tecnologías sostenibles para transformación de sistemas agropecuarios de pequeños productores de los montes de maría en el departamento de Bolívar.

 

El proyecto que tiene un costo de $14.383 millones, será financiado de acuerdo a un contrato especifico, derivado del contrato plan para la paz – Bolívar y Sucre, por el Fondo Financiero de Proyectos de desarrollo – FONADE con un aporte de $13.659 millones y la Universidad de Córdoba con $723 millones representados en mano de obra calificada, maquinaria y equipos. El proyecto es estudiado por la comisión de hacienda, cuyo ponente es el diputado Jorge Rodríguez.

 

El tercer proyecto adicionaría al presupuesto de la vigencia 2017, la suma de $3.615 millones para la construcción de una cancha sintética, en el barrio minuto de Dios en el municipio de El Carmen de Bolívar. Los recursos provienen de Coldeportes a través del convenio interadministrativo con el departamento de Bolívar. Esta iniciativa es igualmente estudiada por la comisión de hacienda cuyo ponente es el diputado Mario Del Castillo Montalvo.

 

El cuarto proyecto pretende autorizar vigencias futuras al Gobernador del departamento, para la recepción de bienes y/o servicios en la vigencia fiscal 2018, para la ejecución del proyecto de desarrollo del sistema de información integrado de análisis geográfico para toma de decisiones estratégicas del departamento.

 

La iniciativa que será financiada con recursos pertenecientes a ingresos corrientes de libre destinación, se presenta a consideración de la duma ya que la Gobernación de Bolívar no cuenta con herramientas para el manejo de información geográfica y de georreferenciación, así como de una plataforma centralizada que permita el almacenamiento de información. Este proyecto es estudiado por la comisión de hacienda cuyo ponente es el diputado Elkin Benavides.

 

Otro de los proyectos presentados, otorgaría al gobernador del departamento autorización de vigencias futuras para la recepción  de bienes y/ servicios en la vigencia fiscal 2018, para la ejecución del proyecto: Construcción del plan de ordenamiento territorial de Bolívar – POD.

 

Este proyecto de ordenanza es estudiado por la comisión de códigos, reglamento de la Asamblea y régimen político y municipal, zonas de fronteras, carrera administrativa, asuntos fiscales, desarrollo comunitario, asuntos indígenas y ordenamiento territorial, cuyo ponente es el diputado Libardo Simancas Guardo.

 

También fueron presentados dos proyectos para el fortalecimiento del sector educativo. El primer proyecto autorizaría al gobernador para comprometer vigencia futuras ordinarias, hasta por el monto de $3.400 millones para el fortalecimiento del servicio de aseo y vigilancia para el año 2018, en los establecimientos educativos oficiales del departamento.

 

El segundo proyecto para el sector educativo busca autorizar al gobernador de Bolívar, comprometer vigencias futuras excepcionales con cargo a la vigencia fiscal 2018 hasta por el monto de $20.183 millones, para la implementación del programa de alimentación escolar – PAE, con el fin de garantizar la prestación del servicio de alimentación desde el primer día del calendario escolar durante la vigencia 2018.

 

Ambos proyectos son estudiados por la comisión de hacienda, presupuesto, cuentas y crédito público. Sus ponentes son los diputados Jorge Redondo y José Hilario Bossio, respectivamente.

 

El último proyecto presentado pretende otorgar autorización de vigencias futuras para recepción de bienes y/ servicios al gobernador del departamento, para la ejecución del proyecto de fortalecimiento de la movilidad del sistema de responsabilidad penal para adolescentes en el departamento de Bolívar.

 

Mediante este proyecto el Gobierno Departamental comprometido con la promoción de los derechos de los menores infractores de la Ley penal, busca contribuir con la política integral de los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes, específicamente de los que se encuentran con infracciones, brindando un servicio esencial. Este proyecto es estudiado por la comisión de educación, asuntos sociales, medio ambiente y salud, cuyo ponente es el diputado Miguel Cueter Jeresaty.

Por unanimidad, el Concejo de Cartagena aprobó el presupuesto del Distrito para el 2018 por un billón 631 mil millones de pesos. No obstante, la corporación instó al Distrito a cumplir con la ley e invertir en los programas que benefician a la población vulnerable.

 

Ayer se clausuró el tercer periodo de sesiones ordinarias del Concejo y se espera que el ejecutivo cite a sesiones extraordinarias para que se estudien varios proyectos de acuerdo presentados, entre ellos el de la incorporación de recursos para garantizar la alimentación de los estudiantes de las instituciones educativas y transporte, entre otros.

 

En su discurso, el presidente del Concejo, Lewis Montero Polo, lamentó la ausencia de los secretarios de despacho de la Alcaldía y el alcalde (e), Sergio Londoño Zurek. “Antes de finalizar esta vigencia tendremos la ocasión de volver a reunirnos en sesiones extras para continuar el análisis de diversas iniciativas sobre las cuales aún no hemos tomado una determinación definitiva, creo importante referirme a varios hechos que nos deberían llevar a profundas reflexiones tanto a nosotros los cabildantes como a quienes en el Ejecutivo tienen la responsabilidad de liderar las acciones gubernamentales”.

 

“La Administración distrital decidió el pasado 5 de agosto levantar el Pico y Placa los días sábados, y casi cuatro meses después: este lunes 4 de diciembre, se eliminó la restricción vehicular en las llamadas horas valle, es decir, cuando la circulación de automotores es menor. Todo ello, señor Alcalde, mucho tiempo después de que, tras haber escuchado a varios expertos, concluyéramos en este Concejo que ninguna de las dos medidas arrojaron los frutos perseguidos y que, por el contrario, el perjuicio causado fue evidente, como lo reconoció el mismo DATT al decidir suspenderlas”, dijo.

 

Precisó que: “Lo mismo sucedió en el caso del proyecto habitacional Aquarela. Este Concejo, tras un minucioso análisis, concluyó que la construcción de cinco gigantescas torres a pocos metros del emblemático Castillo de San Felipe causaba un irreparable daño a este invaluable bien patrimonial, amén de otras afectaciones en materia vial a los sectores circundantes, y así se lo hicimos saber en reiteradas oportunidades a las autoridades correspondientes. Pero, ¿qué sucedió en ambos casos, y en otros más que también pudiéramos mencionar como ejemplo de una práctica que debería ser corregida? Que el Ejecutivo suspendió el Pico y Placa los sábados y en las horas valle, tal como se lo sugerimos en este Concejo con base en estudios incontrovertibles, pero lo haría mucho después, cuando la reiteración del error obligó a los funcionarios del DATT a dar por fin su brazo a torcer, como si la administración de la cosa pública fuera asunto de egos. Y que el mismo Ejecutivo, aunque en este caso por solicitud del Ministerio de Cultura, cerró temporalmente las obras del Aquarela, pero varios años después de que esta corporación edilicia advirtiera sobre el daño que las mismas ocasionarían”.  

 

Recalcó que: “El mensaje es claro, señor alcalde y señores funcionarios: es cierto que por disposición de la Ley, la responsabilidad de administrar la ciudad está en manos de ustedes, pero también lo es que la experiencia y los conocimientos acumulados de los miembros de este Concejo bien podrían y deberían ser considerados, como el tiempo, juez implacable, ha terminado por reconocer”.

 

Montero invitó al Alcalde (e) y a sus asesores a tomar decisiones, como implementar nuevas medidas en materia de tránsito para impactar en uno de los problemas que más aquejan a residentes y visitantes, y una de ellas es decretar que las calles internas de los barrios que lo ameriten queden en un solo sentido, como en muchos de los países del mundo.

 

“Habiendo pedido usted, señor alcalde, que convirtamos a Cartagena en la ciudad de la esperanza, en estos dos meses largos de sesiones hemos dado los pasos en ese sentido, cumpliendo con nuestro deber de estudiar exhaustivamente las iniciativas puestas a nuestra consideración. Aprobamos, como todos ya saben, el Proyecto de Acuerdo más importante de esta anualidad: el que busca establecer el presupuesto para la vigencia fiscal del año 2018, y lo hicimos con la debida responsabilidad, estudiando detenidamente cada ítem, contrastándolos con la ejecución presupuestal de este año, teniendo en cuenta las prioridades establecidas por cada unidad ejecutora, y atendiendo las sugerencias y peticiones de los voceros de la comunidad que participaron masivamente en las respectivas audiencias públicas”, dijo.

 

Instó a Sergio Londoño a “convertir a nuestro Corralito de Piedra en la Ciudad de la Esperanza, insistirle en la necesidad de sacar adelante los macroproyectos que la ciudad ha priorizado: el proyecto de Protección Costera y el Plan de Alcantarillado Pluvial, pero también la construcción del Centro Administrativo Distrital y la Quinta Avenida de Manga”.

 

 Añadió: “Debemos hacer otras apuestas urgentes, como lograr que quienes ostenten poder de cualquier naturaleza no sigan burlándose de nuestras autoridades locales, como quienes tienen concesiones para operar unas marinas y vienen ampliando inconsultamente el área de intervención, o como quienes se aprovechan de la laxitud de ciertos funcionarios para disponer ilícitamente de los espacios públicos que deben ser para el uso y disfrute de toda la ciudadanía. Si Cartagena ha de ser la Ciudad de la Esperanza, debemos confiar en que, con el aporte de todos, podamos solucionar los problemas históricos y estructurales de Cartagena y, claro está, lograr que nuestros viejos anhelos puedan, más temprano que tarde, convertirse en una hermosa realidad”.

 

“Sigamos trabajando conjuntamente”: Ordosgoitia

 

El secretario General de la Alcaldía, Jhonny de Jesús Ordosgoitia Osorio, encargado de clausurar el tercer periodo de sesiones ordinarias, reiteró en su discurso “la invitación al honorable Concejo a seguir en el análisis conjunto que venimos realizando, e identificar los elementos que debemos mejorar en el trabajo articulado con la Alcaldía desde cada una de las dependencias, ambos somos responsables del rumbo de la ciudad”.

 

“Por ejemplo en el sector educativo, es esencial aprestarnos para dar solución a las debilidades del sector, cuyas pruebas saber nos ubicaron en un preocupante puesto 59 de 95 posibles,  con promedio de 274 sobre 500.

Otro reto importante para el 2018, es mejorar la seguridad. Con estadísticas de crecimiento alarmante de homicidios y hurtos entre otros delitos. Estamos perdiendo la calidad de vida y la idea de tranquilidad que caracteriza Cartagena, debemos fortalecer nuestras iniciativas al respecto e ir perfeccionando las estrategias hasta revelar aquellas que nos devuelvan la tranquilidad.

En las manos de cada uno de los residentes de esta hermosa ciudad y de nuestro liderazgo se encuentra la Cartagena  de la esperanza que visualizamos a mediano plazo. Dios con su infinita sabiduría nos permita alcanzarlo”.

 

Por último, agradeció a los concejales el trabajo realizado en el tercer periodo de sesiones ordinarias y resaltó la disposición investigativa, la disciplina para estudiar todas y cada una de las propuestas traídas a la corporaciones. “Sus observaciones han sido de gran valor para la administración”, concluyó.

 

“Ojo a los programas sociales”: Pión

 

El concejal Cesar Pión advirtió al Distrito no descuidar los programas sociales que benefician a la población más vulnerable.

 

“Quiero decir que el Concejo ha apoyado un acto importante para las políticas públicas del Distrito. Un acto que no está sujeto a componendas, pero queremos enviar un mensaje a la ciudadanía y es que los problemas de Cartagena  no puede ser vistos solo desde lo público, la disponibilidad de las empresas privadas es importante y de los demás actores de la sociedad. Esto va más allá. Necesitamos la ayuda inmediata, tenemos que usar bien las herramientas, tenemos que ir más allá del presupuesto y buscar entre todos mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, dijo.

 

De igual forma, el concejal, Javier Curi Osorio invitó al Distrito a acordar metas específicas en lo que concierne a los temas sociales. “Hemos pedido que se evalúe el programa de erradicación del programa de pobreza extrema, que se destine un rubro para hacer un verdadero mantenimiento al alcantarillado pluvial en el Centro de la ciudad y fortalecer las Juntas de Acción Comunal”, indicó.

 

 

Por último, la concejal, Duvinia Torres Cohen, hizo un llamado de atención al Ejecutivo y al Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) para que preste más atención a la deuda que tiene con los prestadores de servicio de salud que supera los $100.000 millones de vigencias anteriores por la atención a no vinculados. “Para evitar demandas futuras, se debe hacer un plan de mejoramiento con el acompañamiento del Ministerio de Salud, pues en el presupuesto de 2018 solo se destinaron cinco mil millones de pesos”, agregó.

 

Por otro lado, recalcó que al Plan de Emergencia Social (PES) solo se le asignaron $200 millones, lo que afecta su funcionamiento. “El Alcalde nos informó que están interesados en crear el Fondo de la Esperanza como arma para erradicar la pobreza. Por eso pido que se vincule al PES para manejar los recursos dirigidos a los más necesitados”.

 

 

                 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El grifo Notificas - Cartagena de Indias - Bolivar

Copyright © 2017. All Rights Reserved.