EDITORIAL

POR: JUAN CARLOS CERON M.

 

Desde hace varias semanas hemos observado en varios medios de comunicación, noticias relacionadas con la supuesta renuncia del alcalde electo – actualmente privado de la libertad- Manuel Vicente Duque.

 

Unos vaticinan la renuncia, otros, por el contrario la niegan y todos, creen tener la verdad absoluta.

 

Eso lo que ha generado es una completa desinformación de la ciudadanía. Tienen completamente confundida a la gente en Cartagena.

 

El afán de tener la “Chiva”, ha generado un efecto perjudicial para la ciudad. Un solo periodista en menos de un mes, tuvo que auto-desmentirse, en por lo menos tres oportunidades.

 

Esperemos a que el alcalde en su sabiduría, decida tranquilamente lo que más le conviene a él y a la ciudad. No desinformemos a la comunidad que de por sí ya está confundida.

 

No le hagamos desde los medios de comunicación, más daño a esta -como sostiene, desde hace varios años el profesor, José Villamil- ciudad fallida.

 

Ya hasta entre los mismos periodistas están peleándose la “primicia”. “Yo lo dije primero; No señor, yo lo dije primero” y mientras tanto, no pasa nada.

 

Ya está bueno de estar confundiendo más a la gente.

Después de presentar un video donde se explican los alcances del ambicioso proyecto que se ejecutará en los predios donde hoy está la Base Naval, el concejal, Vicente Blel, presentó una proposición para invitar a Claudia Duque, directora de la Fundación Virgilio Barco, encargada del mismo, y a los funcionarios distritales para que expliquen en detalle  a la corporación cómo  y en qué tiempo se ejecutará.

 

“Es claro que no han tenido en cuenta a los concejales y por eso es la invitación. El señor Presidente de Colombia no tuvo la generosidad de invitarnos a la presentación que recientemente se hizo. Este es un proyecto que cuesta alrededor de 2.500 millones de dólares y habrá hoteles para 2,4 millones de turistas, el 45% del terreno serán espacios verdes para los cartageneros, se construirán torres de apartamentos, marinas y centros de convenciones. Por esas razones, el Concejo necesita conocer el alcance del mismo. El proyecto, de acuerdo al video promocional, será financiado por la empresa privada.  El Concejo también necesita saber qué pasará con la Base Naval, para dónde será el traslado de la misma”, dijo Blel.

 

Seguidamente intervino el concejal Javier Curi para advertir que apoyaba la proposición de Vicente Blel y recalcar que: “Lamentablemente nos encontramos en una condición sub judice, y parece que ya hemos sido juzgados. Por eso es que ya no nos tienen que cuenta. Como no nos invitaron, sería bueno  conocer sobre ese proyecto. Pido al Distrito que se tengan en cuenta a la Cartagena pobre y se logre la redistribución de la riqueza haciendo una compensación, invirtiendo en los sectores populares”.

 

A su turno, el presidente del Concejo, Lewis Montero,  precisó que parece que el Presidente Santos  está desesperado con firmar ese convenio. “Aquí hay desarrollo, pero también intereses y negocios. Se habla del traslado de la Base Naval, pero         nadie sabe para dónde se va. Dicen que para Tierrabomba, pero es un proyecto. Los cartageneros no saben para donde se va. No nos invitaron siquiera para escuchar.  Los concejales no sabemos nada sobre el proyecto, ¿será que los congresistas saben algo?  Este es un tema importante y el Concejo no puede estar de espaldas al mismo”.

 

Por su parte, el concejal, Américo Mendoza, intervino diciendo: “Quiero llamar la atención por algo que se ha vuelto reiterativo en el Concejo porque algunos funcionarios no asisten a las citaciones. Debemos requerir a la administración para que nos explique lo qué se va a hacer en ese terreno donde hoy está la Base Naval porque parece que el traslado es inminente. Debemos mirar hacia algunos elementos. Por ejemplo,  el Plan de Ordenamiento Territorial no lo vamos a aprobar así por así. Merece un estudio serio. Y por eso es que debemos estar atentos a que este proyecto cumpla con las normas. Debemos estar atentos a la enajenación y que el proyecto esté acorde a nuestro patrimonio. Si bien podemos invitar a la fundación Virgilio Barco, es importante que vengan los funcionarios del Distrito”, dijo.

 

De igual forma, la concejal Duvinia Torres, indicó que  la bancada de La U apoya la proposición presentada por Blel. “Santos es mi presidente, pero sus acciones dicen otra cosa. Hago un llamado a la ciudad porque la Base Naval es un patrimonio de Cartagena y no podemos permitir que se la lleven. Este es el escenario propicio para conocer el proyecto. Debemos saber cuántas marinas van a construir allí. Hacemos el llamado al Gobierno nacional que no desconozca la Constitución y las leyes. Tenemos una condición como funcionarios públicos nos sometemos a investigaciones, pero no nos han condenado, y estamos en ejercicio”.

 

El concejal David Caballero apuntó que son varios los negocios que existen con la ejecución de ese proyecto, uno de ellos el traslado de la Base Naval, lo que van a construir y la comisión sobre la venta. “Yo quisiera que este tema se tratara otro día cuando hayan periodistas y veedores para que se enteren de lo que se pretende hacer”, dijo.

 

El concejal, Javier Curi, indicó que en el año 1943 se hizo el primer plan regulador de la ciudad y allí quedó contemplado que en Cartagena estaría la sede de la Base Naval, y eso hay que tenerlo en cuenta.

 

El concejal César Pión expuso que lo mejor es que el Concejo conozca el proyecto y después se definirá el rol que asumirá. “Hay que hacer un gran análisis porque esta obra debe estar acorde al Plan de Manejo y Protección del Centro Histórico (PEMP), al POT y a las demás normas.

 

 

 

 

 

 

El grifo Notificas - Cartagena de Indias - Bolivar

Copyright © 2017. All Rights Reserved.