• Grupos de ahorro y crédito transformaron la vida de más de 3.586 habitantes de esta región y sus familias. Con sus aportes comunitarios accedieron a préstamos y ahorraron cerca de $77 millones.
  • Prosperidad Social y Banca de las Oportunidades presentaron los resultados de esta iniciativa, dirigida a hogares en pobreza extrema de la Estrategia Unidos.

 

Más de 3.500 bolivarenses en condición de pobreza extrema que habitan proyectos de vivienda 100% subsidiadas, desarrollaron capacidades financieras, comprendieron los beneficios de los productos financieros formales y, lo mejor, ya no caerán tan fácil en las redes de los prestamistas o “gota a gota”.

 

Esto gracias a un proyecto de inclusión financiera adelantando entre Banca de las Oportunidades y Prosperidad Social entre 2016 y 2017. La iniciativa cobijó a familias de la Estrategia Unidos y beneficiarias de vivienda gratis en 42 municipios de 15 departamentos de Colombia.

 

Como resultado total del proyecto, se conformaron 3.208 grupos de ahorro y a octubre de 2017, fecha del último corte del proyecto, 2.469 grupos activos alcanzaron a ahorrar $1.310 millones de pesos, recursos que fueron usados principalmente en cubrir necesidades básicas como compra de alimentos, pagos de administración y de servicios públicos.

 

El proyecto se implementó a través de dos fases de acompañamiento. La primera, con la metodología de Grupos de Ahorro y Crédito Local (GACL) que se enfocan en la educación financiera práctica. Los integrantes de los GACL a través de en un proceso pedagógico aprendieron a usar los servicios básicos de sus grupos: ahorros, préstamos y auto seguros. En la segunda fase, con la participación de entidades financieras formales aliadas, se promovió la inclusión financiera responsable a través de estrategias de socialización, capacitación, oferta y acceso “in situ” de productos y servicios financieros.

 

En cuanto al departamento de Bolívar, se conformaron 249 grupos cuyos miembros, con pequeños aportes, lograron ahorrar $76.741.900. La iniciativa se desarrolló en la ciudad de Cartagena en los siguientes proyectos de vivienda gratuita: Urbanización Villas de Aranjuez y Ciudadela Bicentenario. Bolívar fue uno de los 15 departamentos beneficiarios del proyecto.

 

La articulación publico privada también logró la apertura de ocho corresponsales bancarios de Bancolombia dentro de las urbanizaciones beneficiadas con el proyecto y en el departamento de Bolívar fueron abiertos dos corresponsales en las urbanizaciones mencionadas, Villas de Aranjuez y Ciudadela Bicentenario.

 

“Los resultados de este proyecto nos permiten concluir que la metodología de educación financiera práctica (GACL) con inclusión financiera responsable, contribuyó a mejorar el uso del dinero y a promover el acceso a productos formales de ahorro, aseguramiento y crédito en la población atendida”, afirmó Juliana Álvarez Gallego, directora de Banca de las Oportunidades.

 

Por su parte, el director de Gestión y Articulación de Oferta de Prosperidad Social, Juan Felipe Rodríguez, destacó los logros de los Grupos de Ahorro. “Estas comunidades ahorraron $1.310 millones de pesos, se logró la confianza de los participantes y se realizaron transacciones como préstamos por $507 millones con montos promedio de $192.000”.

 

Cifras generales del proyecto:

 

  • Los quince departamentos donde se crearon los GAC fueron Tolima, La Guajira, Cesar, Bolívar, Magdalena, Sucre, Atlántico, Cundinamarca, Norte de Santander, Córdoba, Chocó, Valle, Risaralda, Nariño y Cauca.

 

  • De los 46.126 participantes, el 64% (29.604) son mujeres y 36% hombres (16.524).

 

  • Del total de participantes, 11.939 son menores de edad.

 

  • En Atlántico, Bolívar, Córdoba, Cesar y Tolima la dinámica de los grupos facilitó que se ubicaran 8 corresponsales bancarios en los proyectos de vivienda.

 

  • Las entidades que se han vinculado al apalancamiento de los GACL son Banco Agrario, Bancompartir, Fundación de la Mujer, Bancolombia y Seguros del Estado.

En lo corrido del 2018 se han vinculado al programa, English Dot Works, alrededor de 350 mil personas.

 

Con el objetivo de fortalecer el aprendizaje de una lengua extranjera y, con esto, mejorar los índices de empleabilidad de los colombianos, el SENA ofrece el programa virtual de formación de inglés English Dot Works, que este año cuenta con 1.089.430 cupos a nivel nacional.

 

Se trata de un programa en línea que está compuesto por 10 niveles, que inician en beginner (principiante) y terminan con el nivel 9, según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL). Al finalizar la formación, el aprendiz podrá alcanzar el nivel B1 (intermedio), de acuerdo con el Marco.

 

El programa, que es completamente gratuito y tiene una duración de 60 horas, es decir un mes y medio de formación, aproximadamente, está dirigido a cualquier persona interesada en fortalecer las habilidades lingüísticas y comunicativas en inglés, que cuente con acceso a internet. Las inscripciones se pueden realizar a través de www.senavirtual.edu.co

 

Alternativas para aprendices

 

English Dot Works  hace parte de las estrategias de bilingüismo que tiene el SENA en las 33 regionales del país donde, no solamente se brinda formación en inglés, sino también en francés, portugués y español como segunda lengua, según la pertinencia regional.

 

En alianza con Ibraco, por ejemplo, se ofrece formación en portugués a algunos  aprendices de las Regionales Amazonas, Atlántico, Antioquia, Distrito Capital, Bolívar, Guainía, Quindío, Santander y Valle. Los aprendices beneficiarios pertenecen a programas de formación relacionados con comercio, servicios y turismo.

 

Además, se tiene un convenio con la Alianza Francesa para ofrecer cursos en francés, desde el nivel A1 hasta B2, para aprendices e instructores en Bogotá, Cali y Medellín, pertenecientes a programas de formación relacionados con gastronomía, electricidad, mantenimiento automotriz, industria gráfica, turismo y diseño para la industria de la moda.

 

Este año, se espera conformar 20 grupos de aprendices para el intercambio virtual en inglés que se realiza en asocio con Muroran Institute of Technology y Nagasaki International University. Esta es una estrategia pedagógica implementada en el año 2015 y llevada a cabo con éxito en los laboratorios de bilingüismo del país.

 

En Bolívar

Por todo lo expuesto anteriormente, la Regional Bolívar realizará mañana jueves 3 de mayo a partir de las 8:00 a.m., una actividad denominada ‘Tour de Bilingüismo se toma la regional bolívar’, evento que tendrá lugar en el Centro Multisectorial de Ternera y contará con una completa programación de actividades culturales en inglés, francés, portugués y español.

 

Se incluirán juegos de roles, obras de teatros que retraten la cultura francesa, americana y portugués, show musicales y una especial atención a la población de aprendices con discapacidad auditiva, quiénes harán parte de la actividad y van dirigidos algunos cursos ofrecidos en estas lenguas extranjeras.

 

Los aprendices serán los protagonistas de todo y en cada región del país, se estará desarrollando en simultánea y en la hora señalada anteriormente, una actividad que muestre de forma dinámica la importancia de aprender una segunda lengua. Por lo que están todos los medios de comunicación cordialmente invitados.

 

Se espera que con todo esto, se pueda fortalecer las habilidades idiomáticas de los aprendices de la entidad.

Con cinco jornadas de caracterización, la Unidad para las Víctimas consolida acciones para la atención del Sujeto de Reparación Colectivo Étnico de Palenque de San Basilio, una comunidad asentada en el municipio de Mahates (Bolívar), emblemático por la preservación de su cultura afrodescendiente.

 

La violencia los obligo a desplazarse. Esta comunidad de San Basilio de Palenque, emblemática por ser el primer pueblo libre de América, hoy trabaja de la mano con la Unidad para las Víctimas para recuperar sus derechos.

 

La entidad viene adelantando jornadas de caracterización del daño colectivo, un ejercicio donde las comunidades cuentan lo sucedido en la época en que los grupos al margen, se apoderaron de su territorio. Con esto, se determinan las afectaciones y, con el aval de la comunidad, se definen las acciones que serán plasmadas en el Plan Integral de Reparación Colectiva ( PIRC).

 

“Estamos cumpliendo con los compromisos pactados en la instalación de la consulta previa que se realizado en el mes de noviembre de 2017”, manifestó la directora territorial de Bolívar y San Andrés, Miledy Galeano Paz.

 

Fueron cinco jornadas realizadas por la Unidad para las Víctimas con las comunidades de La Bonga, La Pista, Catibal, Paraíso y la población palenquera que residen en las ciudades de Barranquilla y Cartagena.

 

El espacio con las mujeres de la comunidad fue muy significativo para el diagnóstico. Muchas, víctimas de violencia sexual, contaron los hechos sucedidos y como afrontaron las masacres, la desaparición forzada y la perdida, a manos de los grupos ilegales, de sus seres queridos.

 

“Nos duele recordar, volver a sentir el miedo que aquellas épocas pero entre todas nos damos la fuerza necesaria para seguir adelante. Esperamos que con esto, nuestra comunidad pueda ser reparada”, mujer palenquera, víctima del conflicto.

 

Estas mujeres, cuentan con el apoyo del equipo psicosocial de la Unidad y con lideresas que se encargan de reconstruir el tejido social, con el apoyo del Estado. Es un punto a favor de estas comunidades que luchan por la protección de su territorio y la preservación de su cultura, a pesar de los hechos de violencia presentados a causa del conflicto armado.

 

Estas jornadas tendrán su cierre con la Asamblea de Caracterización, que se llevará a cabo en el mes de mayo y donde participará el grupo de apoyo y los miembros de la junta directiva del Consejo Comunitario Ma kankamaná.

 

De acuerdo con el Registro Único de Víctimas, el municipio de Mahates tiene 3.325 víctimas sujetas de atención por parte del Estado, de las cuales 642 hacen parte de la comunidad palenquera, que reclama el goce efectivo de sus derechos.

 

  • Con el fin de proteger la infraestructura vial de Colombia, la Superintendencia de Industria y Comercio designó un organismo que verificará todas las básculas camioneras a lo largo del territorio que sirvan para controlar el peso de los camiones que transitan por las carreteras del país.
  • La Superindustria designó a Metrolegal como organismo encargado para iniciar las verificaciones, las cuales, se realizarán una vez al año, tanto a las básculas de las concesiones viales como a las empresas que generan carga. Este organismo fue certificado por parte de la Organización Nacional de Acreditación de Colombia – ONAC.
  • La verificación consistirá en revisar el buen funcionamiento de la báscula y la imposición de precintos (sellos de seguridad) que impidan su manipulación para evitar adulteraciones fraudulentas.
  • Los titulares de la báscula deben permitir la verificación, so pena de que se prohíba su utilización y se inicie proceso administrativo sancionatorio de hasta DOS MIL salarios mínimos legales mensuales vigentes, equivalente a cerca de $ 1.600 MILLONES DE PESOS.
  • De esta forma, la Superintendencia de Industria y Comercio también está garantizando procesos justos para los transportadores que reciban comparendos por exceso de carga.

 

La Superintendencia de Industria y Comercio, mediante Resolución 37514 de 2016 designó al Consorcio Metrolegal como Organismo Autorizado de Verificación Metrológica – OAVM para hacer verificaciones a todas las básculas camioneras instaladas en el país que determinan el peso de los camiones que transitan por las carreteras colombianas.

 

El OAVM obtuvo la acreditación por parte del Organismo Nacional de Acreditación de Colombia – ONAC en abril del presente año, para garantizar un proceso de verificación estandarizado y transparente, que reporta información en línea a la Superindustria, de tal forma que permite a la Entidad tener información real y confiable sobre el funcionamiento de las básculas en todo el territorio nacional.

 

Metrolegal inició las verificaciones a cerca de 200 básculas instaladas en diferentes puntos del país, comenzando por el puerto de Buenaventura. “Esta es una excelente noticia. Poder estandarizar y controlar la carga que se transporta nos da más seguridad. Algunas veces, los transportadores salían con un peso y al llegar a su destino, contaban con un peso diferente porque las básculas no estaban calibradas ni estandarizadas. Con esto estábamos en deuda, ahora ya sabremos con exactitud las cargas transportadas y evitaremos comparendos injustos”, indicó el Superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo.

 

Los titulares de las básculas recibirán la respectiva comunicación de Metrolegal informando el día y la hora que se realizará la verificación, deberán pagarla y permitir que ésta se realice sin inconvenientes, so pena de que se prohíba su utilización hasta que se permita, y se adelanten las investigaciones administrativas sancionatorias correspondientes que podrían terminar con la imposición de multas por obstrucción, las cuales tienen un valor de hasta DOS MIL salarios mínimos legales mensuales vigentes, que equivalen a MIL QUINIENTOS SESENTA Y DOS MILLONES CUATROCIENTOS OCHENTA Y CUATRO MIL PESOS ($ 1.562.484.000).

 

De esta forma, la Superintendencia de Industria y Comercio está protegiendo la infraestructura del país y les está garantizando a los transportadores de carga medidas precisas y exactas en cada uno de los puntos de verificación.

*El daño patrimonial deberá ser resarcido por la Corporación Colombiana de Investigaciones Ambientales y Estudios Sociales (Colinam), por la fallida ejecución de uno de los contratos que le adjudicaron en el departamento de Bolívar, cuando varios pobladores resultaron damnificados por el riguroso invierno que se presentó en 2007.

*No es el único caso donde se dio igual actuación por parte de este contratista, al que con este fallo se le pone un “tatequieto” a sus conductas irregulares.

*Las irregularidades objeto de este fallo con responsabilidad fiscal se dieron en la ejecución del contrato de obra No. 001 de 2009, por un valor total de $3.770 millones, suscrito por la administración municipal de Calamar (Bolívar).

*El contratista recibió un anticipo equivalente a $934 millones, con la obligación de entregar el 40% de las obras, sin embargo, al vencimiento del plazo de ejecución del contrato, las obras solo presentaron un avance del 13.3%.

 

En virtud de un fallo con responsabilidad fiscal de la Contraloría General de la República, de carácter definitivo, la Corporación Colombiana de Investigaciones Ambientales y Estudios Sociales (Colinam) deberá resarcir con el pago de $1.174 millones de pesos el daño que causó al Estado al apropiarse y manejar indebidamente un anticipo de $919 millones, con recursos de regalías, que le dio en 2009 la Alcaldía de Calamar (Bolívar) para construir y mejorar viviendas de interés social que tenían como beneficiarios a damnificados de la ola invernal de 2007.

 

La actuación de este contratista, que ha estado involucrado en casos similares de incumplimiento en otros municipios del departamento de Bolívar, como en San Pablo (en los años 2011 y 2012), afectó a 225 familias, que resultaron doblemente perjudicadas, primero por la ola invernal y luego por el incumplimiento en la construcción de viviendas de interés social con las cuales se iban a mejorar sus condiciones tras el desastre ambiental.

 

A través de la Dirección de Juicios Fiscales, el organismo de control dejó en firme un fallo de responsabilidad fiscal contra la Corporación proferido por la Gerencia Departamental Colegiada de Bolívar por este este caso, y determinó que la cifra del daño patrimonial, con el ajuste por inflación, corresponde a $1.174 millones.

 

Mínima ejecución

Las irregularidades se dieron la ejecución del contrato de obra No. 001 de 2009, por un valor total de $3.770 millones, suscrito por la administración municipal de Calamar con la Corporación Colombiana de Investigaciones Ambientales y Estudios Sociales – Colinam.

 

El contrato financiado con recursos provenientes en más del 80% del Sistema General de Regalías, tenía por objeto la construcción de 225 viviendas de interés social rural y mejoramiento de 71 viviendas de interés social – VIS, para damnificados de la ola invernal, en los corregimientos de Hato Viejo, El Yucal y Barranca Nueva, del municipio de Calamar.

 

Como ha sucedido en casos sonados como el llamado “carrusel de la contratación” y se ha dado en otros más, a lo largo del país, el contratista Colinam, pese a contar con un anticipo del 30% para dar inicio a las obras, no solo incumplió el objeto contractual, pues apenas ejecutó una parte mínima de las mismas, y eso con condiciones técnicas y de calidad deficientes, sino que se quedó con buena parte de los recursos que recibió.

 

El contratista recibió un anticipo equivalente a $934 millones, con la obligación de entregar el 40% de las obras, sin embargo, al vencimiento del plazo de ejecución del contrato, las obras solo presentaron un avance del 13.3%.

 

De las 225 viviendas de interés social que debía construir. el contratista sólo intervino 43, de las cuales no todas estaban en condiciones técnicas viables para ser habitadas; otras incluso fueron terminadas por los beneficiarios del proyecto.

 

Y de los 71 mejoramientos, solo se intervinieron 5 y, la fecha de inicio de las investigaciones, de esas 5 solo se logró entregar un mejoramiento de vivienda.

 

Uso indebido del anticipo

 

A pesar de los requerimientos efectuados tanto por la interventoría como por el municipio de Calamar, para que el contratista cumpliera con el objeto contractual, este uso indebidamente el anticipo y no invirtió los recursos entregados.

 

Claramente el avance en obra no fue coherente con los recursos públicos que la administración municipal entregó al contratista, en calidad de anticipo.

 

Por este incumplimiento, la alcaldía del municipio de Calamar (Bolívar, declaró la caducidad del contrato de obra civil, al contratista Corporación Colombiana de Investigaciones Ambientales y Estudios Sociales (Colinam), con fundamento en el informe de interventoría que dio cuenta de la inejecución del contrato.

 

Un contratista incumplido e inoperante

 

Durante el Proceso de Responsabilidad Fiscal, se tuvo como elemento para la demostración del daño, los actos administrativos mediante los cuales se impusieron multas al contratista, así como las actas de reuniones entre la alcaldía municipal, la interventoría y el contratista.

 

En estos soportes documentales se da cuenta del incumplimiento e inoperancia del contratista e incluso en algunas de las actas de reunión se señala:

 

“…la falta de ejecución de las obras debido a dificultades económicas propias y a las condiciones invernales”; situación que era injustificable, toda vez que contaba con recursos públicos girados como anticipo para la consecución de las obras, lo que evidencia una inadecuada inversión de los recursos públicos.

 

Es así como, en el fallo con responsabilidad fiscal, la Contraloría General de la República califica a título de CULPA GRAVE la conducta del contratista, determinando que este no fue diligente en el cumplimiento de los deberes contractuales.

 

Y dice que “a pesar de las oportunidades que le otorgó la administración para la plena ejecución de las obras, sin justificación válida incumplió con la finalidad para la que se entregaron los recursos, los cuales tampoco retornó”.

 

Una entidad sin ánimo de lucro que construye edificios residenciales

 

El contratista Corporación Colombiana de Investigaciones Ambientales y Estudios Sociales (Colinam) figura en Cámara de Comercio como una ESAL, entidad sin ánimo de lucro, no obstante, desarrolla actividades económicas lucrativas como lo es la construcción de edificios residenciales, construcción de obras de ingeniería civil y comercio al por mayor no especializado.

 

 

 

 

Portal: El Grifo Noticias - Director: Juan Carlos Ceron
Cartagena de Indias - Colombia