A Renzo Herrera Orozco, lo cobijó un juez con medida de detención en cárcel por el delito de violencia intrafamiliar agravada. El hombre, pastor de una fundación cristiana que ayuda a rehabilitar habitantes de la calle, fue señalado por su esposa de maltrato físico y psicológico.

 

La mujer, de 38 años de edad, reveló que su esposo, y una de sus hijas, la insultó, la golpeó y la humilló diciéndole que se fuera de la casa. Por la gravedad de las lesiones, Medicina Legal dictaminó una incapacidad de 15 días.

 

Pero Herrera Orozco aparentemente era reincidente en su comportamiento violento. Su esposa víctima señaló ante la Fiscalía que hace un año fue atacada con un machete, en esa oportunidad recibió varias heridas en la mano y fue operada en los tendones. También relató que, en otras oportunidades, el hombre amenazó con ahorcarla.

 

Un testigo aportó su testimonio a la Fiscalía y aseguró que cuando el pastor cristiano agredió con machete a la mujer, la dejó cinco días sin comer y prohibió a sus feligreses darle alimentos.

Unidades de la Seccional de Tránsito y Transportes de la Policía Metropolitana de Cartagena vienen adelantando operativos de control a conductores de vehículos particulares, de servicio público y a motociclistas. En estos operativos, en las últimas 24 horas, cinco personas fueron capturadas en flagrancia por el delito de uso de documento público falso.

 

Los operativos fueron desplegados en puestos de control ubicados en las principales vías de entrada y salida de la ciudad de Cartagena y municipios aledaños, como Turbaco y Clemencia, sobre la vía La Cordialidad, Troncal de Occidente y la Variante Mamonal – Gambote.

 

Estas cinco personas al momento de ser requeridos por las unidades policiales y solicitarles las licencias de conducción, se les encontró algún tipo de inconsistencias en la documentación por lo cual fueron verificadas por un perito de la Policía experto en documentologia, quien ratifico la falsedad de los documentos.   

 

De igual forma estos documentos fueron confrontados y verificados en el Registro Único Nacional de Transito donde no aparecen registrados. 

 

Estas cinco personas fueron dejadas a disposición de la fiscalía por el delito de Falsedad en Documento Público y están a la espera de resolver su situación judicial.