Esperó que su vecino estuviera distraído y lo atacó con un puñal por la espalda.

 

“Luego de los hechos ocurridos el pasado 25 octubre de 2015 en el barrio Soplaviento del municipio de Arjona, donde Carlos Eduardo Castellón Pajoy de 23 años de edad, presuntamente atacó con un puñal y por la espalda a su vecino, un hombre de 32 años de edad quien quedó tendido en ese lugar como resultado de recibir varias heridas graves en el abdomen; afortunadamente varios ciudadanos auxiliaron a la víctima y lo trasladaron hasta una clínica de la ciudad de Cartagena donde permaneció en cuidados intensivos durante varios meses. Luego de estos hechos, funcionarios adscritos a la Unidad Básica de Investigación Criminal (SIJIN) llevaron a cabo un proceso metodológico e investigativo donde recolectaron las respectivas pruebas técnicas y testimoniales que le permitieron al Juez Promiscuo Municipal expedir una orden de captura por el delito de homicidio agravado en el grado de tentativa; la detención de hizo efectiva en las últimas horas y en cercanías al lugar de residencia del presunto agresor. Según las investigaciones, los hechos se registraron debido a una serie de reclamaciones que la víctima le hizo a Castellón Pajoy en referencia a situaciones personales” señaló la Policía Nacional.

 

El capturado quien podría enfrentarse a una condena de hasta 14 años de cárcel por este hecho, fue dejado a disposición de la Fiscalía Local dentro de los términos establecidos en el Código Penal Colombiano, en la audiencia pública, el Juez Promiscuo Municipal le profirió medida de aseguramiento en la cárcel de Ternera ubicada en la ciudad de Cartagena.

 

El coronel Víctor Hugo Gómez Arias comandante del Departamento de Policía Bolívar lamentó este hecho de intolerancia y a la vez agradeció a varios ciudadanos de Arjona que brindaron informaciones claves que le permitieron a los investigadores identificar y judicializar al presunto agresor.

 

El muchacho, aprovechaba que su tía trabajaba en el hotel para robar en las habitaciones.

 

“En la calle estanco del aguardiente la patrulla del cuadrante es requerida por una señora quien es la propietaria de un hotel del centro de la ciudad y les manifiesta de un hurto interno en el hotel, nos cuenta que tiene como sospechoso a un joven, que es sobrino de la recepcionista en turno, quien se aprovechó del lazo familiar para tener confianza y poder entrar y salir del hotel si levantar ningún tipo de sospecha” señaló la Policía.

 

Pero al momento de que tres de los huéspedes que llegaban a sus habitaciones, se dan cuenta de que les hacían falta algunos elementos personales y dinero en efectivo les informaron a las autoridades.

 

“La propietaria del hotel nos da las características del joven que presuntamente hurtó estos elementos y emprendemos el plan de búsqueda y recuperación de elementos”, argumentó la autoridad.

 

Minutos más tarde la patrulla del cuadrante identifica a un joven de 20 años de edad, el cual caminaba por el centro de la ciudad con las mismas prendas de vestir y características suministrada por la tía y la propietaria del hotel, este particular portaba un morral color negro el cual contenía en su interior, un portátil y  ropa de diferentes marcas y además de un reloj marca secctus, un reloj color plateado, varias colonias  y 500 mil pesos en efectivo.

 

“Al momento de ser requerido por los policiales se le realizan preguntas de rutina a las cuales no supo dar respuesta, de inmediato nos comunicamos con la dueña del hotel y los afectados los cuales dieron detalles minuciosos de los elementos de su propiedad los cuales fueron sustraídos d sus habitaciones” puntualizó la Policía Nacional.

 

A joven de 24 años, se le dieron a conocer sus derechos como capturados y se dejó a disposición de la fiscalía por el delito de hurto.