La Fuerza Naval del Caribe, lidera nuevas estrategias para la lucha contra las organizaciones dedicadas al tráfico de sustancias ilegales en el Caribe  colombiano, con la incautación de 164 kilogramos de clorhidrato de cocaína y la captura de tres ciudadanos colombianos. El monto estimado del cargamento superaría los 5.000 millones de pesos y tendría como destino Centro América.

 

La operación coordinada entre la Armada Nacional y la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) de la Policía Nacional, se realizó en las últimas horas, cuando unidades de Guardacostas del Caribe realizaron interdicción marítima a 5 millas náuticas de la ciudad de Cartagena de la motonave tipo velero de nombre Purring Cat, de bandera Panameña, tripulada por tres ciudadanos colombianos.

 

La inexperiencia de los tripulantes del velero los hizo cometer errores en la navegación, situación que resultó sospechosa para las unidades de control marítimo.

 

El velero fue llevado al muelle de la estación de Guardacostas de Cartagena en donde se le realizó la inspección preliminar con canino, descubriendo en su interior 163 paquetes rectangulares, que luego de la aplicación de la Prueba de Identificación Preliminar Homologada -PIPH- arrojó como resultado positivo para un peso bruto de 188.9 kilogramos y peso neto de 164.4 kilogramos. El material y el personal capturado fueron puestos a disposición de la autoridad competente.

 

La Armada Nacional, aseguró que,  continuará desarrollando  operaciones sostenidas para combatir los grupos al margen de la ley que pretenden usar el mar para fines ilegales. De igual manera invitan a la comunidad a informar cualquier hecho delictivo a través de la línea gratuita 146 y el canal 16 VHF marino 16.

En contra de alias “Ericka” cursaba una orden de captura vigente por los delitos de rebelión y financiación al terrorismo, la detención se llevó cabo en el municipio de Altos del Rosario, mediante actividades de seguimientos por parte de personal en cubierto de la Policía Nacional.

 

 Luego de varios meses de seguimientos e investigaciones llevados a cabo por investigadores adscritos a la Seccional de Inteligencia y de investigación criminal SIJIN, quienes recolectaron las respectivas pruebas técnicas y testimoniales, las cuales fueron fundamentales para que un Juez de la republica expidiera una orden de captura en contra de Pastora Hidalgo Betancourt por los delitos de rebelión y financiación al terrorismo; esta se hizo efectiva el pasado 19 de Julio en el municipio de Altos del Rosario en el marco de la operación “San Miguel” que fue llevada a cabo con personal en cubierto de inteligencia de la Policía Nacional, el despliegue de la operación también contó con el apoyo de miembros del Ejército Nacional y la Fuerza Aérea.

 

Alias “Ericka” cuenta con una trayectoria de más de 15 años en el ELN, inicio su actividad terrorista en compañia de Tito Marín desempeñándose como radio operadora, desde entonces fue ocupando cargos en el grupo subversivo posicionándose en la actualidad como la segunda cabecilla del frente Alfredo Gómez Quiñonez que delinque en zonas rurales de los municipios de Norosí, Altos del Rosario, Tiquisio, Montecristo y todo lo que corresponde a la serranía de San lucas; donde direcciona actividades delictivas como extorsiones, narcotráfico, minería ilegal que le sirven de financiamiento para sostener al grupo terrorista. 

 

Esta operación en contra de alias “Ericka” también genera una afectación importante para el frente de Guerra Darío Ramírez Castro del ELN en el sur de Bolívar y el departamento de Antioquía ya que en lo transcurrido del año en coordinación con las Fuerzas Militares se ha debilitado su capacidad logística, financiera y militar tras la captura y neutralización de varios integrantes y cabecillas de esa organización.

 

Pastora Hidalgo Betancourt alias “Ericka” fue dejada a disposición de la Fiscalía General de la Nación dentro de los términos establecidos en el Código Penal Colombiano, un Juez con Funciones de Control de Garantías le profirió medida de aseguramiento en la cárcel de mujeres de la ciudad de Bucaramanga.

 

El coronel Víctor Hugo Gómez Arias, comandante Departamento de Policía Bolívar, afirmó que las acciones en contra de los grupos armados ilegales se intensificarán en cada una de las zonas donde tienen presencia estos grupos en sur del departamento, sobre todo en la serranía de San Lucas, esto con la finalidad de disminuir su capacidad de acción delictiva, para esto se adelantan labores de inteligencia e investigativas en coordinación con las autoridades judiciales y el apoyo de las fuerzas militares.