La Alcaldía de Cartagena a través del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC) por medio de la resolución No 41  del 28 de marzo de 2018, creó el banco de programas y proyectos de inversión del instituto.

 

El Banco de Programas y Proyectos de Inversión del IPCC es  un sistema de información que registra proyectos de inversión seleccionados como viables, susceptibles de ser financiados con recursos del Presupuesto del IPCC, administrado por la Oficina de Planeación. Es un instrumento de apoyo al proceso de planificación, cuyo objetivo es darle cumplimento a las estrategias y programas del Plan de Desarrollo Distrital, generando beneficios para la sociedad.

Teniendo en cuenta esta definición y lo establecido en el Acuerdo 001 de 2003, se hizo necesaria la creación y reglamentación del Banco de Programas y Proyectos de Inversión del IPCC. La formulación de los proyectos y su diligenciamiento en una metodología estándar diseñada por el Departamento Nacional de Planeación, entidad rectora en materia de proyectos a nivel nacional, permite presentar los proyectos en un mismo lenguaje y con los requisitos mínimos de análisis y evaluación para ser susceptibles de ser financiados o cofinanciados con recursos departamentales y/o de la nación.

 

En la medida que se tenga en cuenta la información que proporciona el Banco de Programas y Proyectos del IPCC, para la asignación de la inversión pública, se amplía la posibilidad de que las comunidades puedan incidir en ese tipo de decisiones y obtener recursos para la solución a sus problemas y necesidades, siempre que éstas tengan cabida dentro de las prioridades planteadas en el Plan de Desarrollo Distrital.

 

El Banco de Programas y Proyectos del IPCC hará parte de la Red Nacional de Bancos de Proyectos, organizada y coordinada por el Departamento Nacional de Planeación. Para esto, utilizarán en su montaje sistemas de información y metodologías de evaluación y seguimiento compatibles con los del Banco de Proyectos de Inversión Nacional.

 

Para su implementación, el instituto realizará durante el año 2018, capacitaciones y talleres con el objetivo de orientar a la comunidad y a los gestores culturales en en la metodología para la formulación de los proyectos del Departamento Nacional de Planeación. Al final del año, quienes cumplan mínimo con el ochenta por ciento (80%), de la asistencia a estos talleres, se les certificará por parte del IPCC su cumplimiento.

Con una muestra folclórica por parte de los niños de Santa Rosa el mandatario departamental, Dumek Turbay Paz y la directora general de Icultur, Lucy Espinosa Diaz, ponen en funcionamiento las instalaciones del  Centro Cultural Carlos Manuel Gamarra Machacón de Santa Rosa de Lima, un espacio diseñado para la formación y el aprendizaje cultural y artístico de los niños, jóvenes y adolescentes de esta población.

 

Los Centros Culturales son una apuesta al desarrollo sociocultural del departamento de Bolívar, encaminados a la transformación social a través de la formación artística. Este proyecto de infraestructura y dotación desarrollado por la Gobernación de Bolívar y el Instituto de Cultura y Turismo de Bolívar- Icultur, con recursos del Sistema General de Regalías, contempla la ejecución de seis de estas obras en los municipios de Cicuco, Magangué, Regidor, San Juan Nepomuceno, Tiquisio y Santa Rosa de Lima.

 

A través de este proyecto, Bolívar sí Avanza buscan salvaguardar, optimizar y dinamizar la cultura del departamento, lo que necesite este centro cultural el departamento no se lo va negar. En Bolívar queremos más jóvenes en la música más jóvenes en el arte y esta es la mejor herramienta para hacerlo”.

 

“Con la construcción y dotación de centros de cultura, le apostamos al fortalecimiento de la infraestructura cultural en estas seis poblaciones de Bolívar, beneficiando a niños, jóvenes, adolescentes y a la comunidad en general, ya que serán templos de la cultura, el arte y de integración social. El proyecto tiene una inversión de 16 mil millones de pesos, los centros cuentan y contarán con todo lo necesario para la formación y fortalecimiento de los potenciales artísticos que tienen nuestros niños y jóvenes”, dijo el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz.

 

“Hoy tuvimos un acto cultural donde el Centro Cultural Carlos Gamarra de Santa Rosa de Lima abrió sus puertas para el servicio de la comunidad. Nos llena de orgullo saber que este tipo de infraestructura la entrega el Bolívar Sí Avanza en alianza con la Alcaldía Municipal y con recursos del Sistema General de Regalías. Todo esto para decirle a la gente que a través de la cultura podemos transformar vidas. Los Centros serán espacios donde se desarrollarán clases y ensayos musicales, de danza y teatro, también cuenta con un auditorio para presentaciones culturales y artísticas, centro de grabación”, argumentó Lucy Espinosa, directora general de Icultur.

76 poemas de diferentes temáticas contiene la obra literaria denominada "El Amoroso Vino a Cantar" del concejal, César Pión, la cual fue lanzada oficialmente en la noche del viernes en un encuentro convocado por el Parlamento Internacional de Escritores y la Asociación de Escritores de la Costa.

 

El evento que contó con la presencia de literatos, académicos y reconocidos dirigentes locales, se realizó en la Biblioteca de la Corporación Universitaria Rafael Núñez. En este escenario de conversación el autor relató cómo fue concebido el texto y demostró una faceta distinta a su condición de cabildante distrital.

 

"Si el viento pregunta por mí, Naufrago en tus aguas y Si viviera el tuerto López", son tres de los títulos que conforman la obra cuyo prólogo estuvo a cargo del escritor, José Daniels y se publica bajo el sello de Manglar Ediciones.

 Por: Darwin Alexander García Flórez

 

 

“La experiencia es una tenue lámpara que sólo ilumina al que la lleva”

Louis Ferdinand Céline

 

Érase una vez sin saber si era domingo o lunes… y como yo no iba a cambiar, agarré una flor del blanco al gris y un paquete de cigarrillos. Luego salí de mi casa con un libro. Tomé la ruta más corta, y en menos de una hora llegué al cementerio. Encendí uno (el segundo), y con la misma fuerza hice un inventario en mis bolsillos (saqué un par de billetes y un sobre)…

 

− ¿Cuánto por los girasoles?− le pregunté a una doña

 

−Aquí son baratos – con la boca, porque con los dedos dijo que tres mil.

 

Antes de entrar le di los dos billetes (con dolor), y el sobre lo metí en la página 122 del libro…

 

Después, cavilando por mi ancestro y destinado a no encontrar su tumba, me senté bajo la sombra de un almendro, abrí el libro, abrí el sobre, leí el poema…y abatido: encendí otro cigarrillo…

 

− ¡Ey loco ey (escuché junto al escaño)! ¡Ey!… aquí abajo…− me dijo mientras miraba al cielo con las patas arribas…

 

− ¡Mierda! – dije enseguida − ¡Ahora si es verdad que me volví loco! −

 

− ¿Y? −

 

− No sé… creo que peor que hablarle a un cigarrillo es hablarle a una cucaracha –

 

− ¡Ey que va! Ey men estás súper estresado… por qué mejor no prendes otro −

 

− ¿Y si mejor te piso qué? –

 

− Serás igual a dios –

 

− Bueno sí, creo que sí. Mejor te hago caso – y prendí el otro.

 

− Ey… ya bájale al nervio men... ¡Deja de tocarte tanto esa nariz! –

 

− ¡Bueno ya! No seas tan sapo –

 

− Ya yaya relájate – me dijo el vergajo.

 

− ¿Bueno y tú qué haces aquí? – le pregunté enseguida.

 

− Existir ¿Y tú? –

 

− Soñar –

 

− ¿Y eso para qué sirve? – y presto a escucharme cambió de posición mientras se peinó las antenitas…

 

− Para olvidar que existo – le dije

 

− ¿Y después qué? –

 

− No sé decirte –

 

− Estás jodido – y volvió a mirar al cielo (mientras yo miraba el suelo) − ¿Es una mujer? –

 

− ¿Cómo así? –

 

− Sí men, lo que te tiene así vale: así prendiendo uno detrás de otro –

 

− Bueno sí, creo que sí pero…

 

− ¿Pero qué men? –

 

− No sé qué hacer con ella… –

 

− ¿Acaso no te conoce o qué? –

 

− Claro que sí. Sabe más de mí que yo de un libro –

 

− Entonces su belleza mata –

 

− Uf… es más letal que un Tigre de Malasia. Es un ángel aniquilando demonios –

 

− Con razón te tocas tanto ¡Qué carajo! ¡Prende el otro! –

 

− Ya me estás cayendo – le dije sonriendo

 

−Eso es inevitable –

 

Cerré el libro y prendí otro cigarrillo. Y otro, y otro y otro y otro  hasta perder la cuenta…

 

− ¿Y tú qué tanto miras para el cielo? – Le pregunté – pensé que estabas muerto –

 

− Creo que es eso… lo que tú dices que es soñar –

 

− ¡Já! ¿Y en qué puedes soñar tú? –

 

− Sueño que me come un pájaro –

 

− No pero… tú estás más loco que yo –

 

− ¿Por qué? ¿No crees tú que es mejor alimentar un pájaro que agonizar por un calzado? –

 

− Viéndolo así: estás en tu derecho –

 

Y casi conspirando, al prolongar nuestro silencio nos levantamos de la banca sin darnos cuenta. Y sin más cigarrillos para perdonar el día decidimos salir. Y así nos fuimos (cuando el ocaso rutinario cayó como la niebla entre los ojos). Y volcando varios meridianos con el ocio…

 

− Tal vez es necesarios estar en un balcón para contemplarla – me dijo cuando vimos salir a una mujer de la funeraria − ¿Así es tu ángel?

 

− Creo que no. Ésta se atraviesa como el alba, y camina mucho mejor que la destrucción – le dije – además tiene una mirada perniciosa –

 

− ¡Já¡ Tan profunda como todo lo que se ha comido – agregó – cáele que va a la tienda. Yo te caigo después –

 

− No vayas a caer volando – le advertí

 

− ¡Dale dale! –

 

, y sin saber que hacer le dije:

 

− Disculpa ¿Será que me regalas un cigarrillo? Casi que me estrello cuando crucé la carretera –

 

− Claro que sí nene, y si quieres quédate conmigo –

 

− Ah bueno –

 

− ¿Y tu amigo quién es? – me dijo ella

 

− Eh…

 

Donalicio Puebla – respondió de inmediato

 

− Bueno (dijo ella), yo me llamo Giselle ¿Y tú nene? Para mí todavía eres un fulano –

 

− Eh… yo me llamo chino – creo que le dije así… más o menos

 

− Si tú lo dices: encantada de conocerte chino – y me mató con la sonrisa de sus labios

 

− No no, yo me llamo Alex, es que… bueno, te dije así porque estaba un poquito…

 

−Alterado – así me dijo (como quitándome el disfraz de inmediato)

 

− ¿Por qué lo dices? – le dije

 

− Tu nariz habla por ti – y con sus dedos (delicadamente) retiró un pequeño residuo de mi rostro

 

− Bueno sí pero no fue por eso…

 

− ¿Entonces? – Me preguntó mientras se limpiaba los dedos con la lengua – ay nene tienes que afinar la puntería. Qué tal –

 

− No. Bueno sí, es que no te pasó como a mí, bueno, tú sabes: una cucaracha hablando…

 

− No bebé, a estas alturas ya nada me sorprende – y detonó un suspiro – vamos a mi casa

 

− Ajá Donalicio y tú qué – dije

 

− Lo que sea – me dijo el pillo

 

Compramos una botella, agarramos un taxi, y a mitad de camino nos detuvimos a mercar…

 

− Va a caer una tormenta – dijo Donalicio

 

− ¿Qué hace falta? – le pregunté a mi nueva dueña

 

− Que me des un beso –

 

Casi le arranco la cara.

 

− ¿Y ahora? –

 

− Que me des un trago –

 

Después del trago otro beso, y otro, y otro…

 

− Mire señor, nos deja ahí en la esquina – le dijo ella al chofer

 

− ¿Aquí? –

 

− Sí gracias ¿Cuánto le debo?

 

− Diez mil pesos –

 

− Tome−

 

− ¿No tiene más sencillo? –

 

− No. Quédese con el vuelto –

 

Y me sacó del taxi con la mano entre las piernas.

 

− Vamos ya – me dijo – ¡Estás más teso que pata de perro envenenado! – No pude hacer más nada que sonreír.

 

Le conté la historia de hace quince días. Le conté lo del karate. Pero ya había escampado y el día seguía igual de gris.

 

− Entonces eres un vicioso regenerado – dijo Giselle

 

− Eso era hasta hoy – le dije

 

− Siempre es lo mismo – dijo el pequeño –así era yo también: decía que no y que no, y terminaba comiendo entre la mierda –

 

Después de entrar por un callejón dimos a una sala. La construcción era blanca por dentro y por fuera. Donalicio pidió prestado el baño (y ya sabía por qué).

 

En medio de la sala no había sillas, sólo un árbol de corozo. Ella arrancó una hoja, pero era de aluminio. Luego abrió un corozo, y del corozo sirvió un sedimento amarillo cuidadosamente. No quería preguntar, pero tú sabes cómo es la curiosidad…

 

− ¿Y eso es?…

 

− Heroína papi – contestó – vas a ver los dioses –

 

− Ah bueno… ¿Y qué tengo que hacer? –

 

− Mientras tú abres la bocona, yo te pongo el yesquero en la lata –

 

Y así fue. Luego la vi con un mejor semblante. Luego nos sentamos en el patio, y entraron dos mujeres.

 

− Es vedad. Ya estoy viendo – le dije a ella

 

− Ella se llama Samara – dijo Giselle

 

− ¿Y la negra? –

 

Luisana

 

− Ven siéntate aquí – me dijo Samara

 

Esta vez, por segunda ocasión no sé qué pasó, pero sentí que el patio había cambiado, y no quedaba más exterior, de lo que alcanzaba a ver por el vano de un ladrillo…

 

− ¿Quieres un baretico? – me preguntó Luisana

 

− No nena gracias, ya me siento mal, pero… ¡Qué carajo! Me sentiría peor si lo desprecio –

 

Luego volví y miré hacia el suelo: sobres vacíos, tiras de aluminio, fósforos, pitillos, y colillas por montón… decidí cambiar. Quería salir ¿Pero cómo? Si yo tenía el micrófono y ellas sabían cantar ¡Uf! Todas tres…

Pero así es el abismo: lo bueno dura menos que un suspiro, y cuando estás frito lo malo es muy absurdo… pero la verdad es la mentira más compleja (la que te hace vivir)…

 

¿O acaso piensas que es muy fácil contemplar el cadáver de un insecto al compás de una erección?

 

Turistas en vuelos internacionales crecieron 50%

 

La temporada turística de Semana Santa que terminó el domingo pasado, superó las expectativas de las autoridades en términos de llegada de viajeros nacionales e internacionales a Cartagena de Indias.

 

Así lo reportó el Alcalde Mayor (e), de la ciudad, Sergio Londoño Zurek.  “De acuerdo con cálculos del Sistema de Información Turística de Cartagena de Indias (SITCAR), que maneja Corpoturismo* en la Semana mayor llegaron a la ciudad, alrededor de 98.358 pasajeros, por vía aérea tanto nacional, como internacional, y a bordo de buques de crucero”, indicó.

 

Dijo que según reporte de la Sociedad Aeroportuaria de la Costa (SACSA) analizado por el SITCAR, llegaron a Cartagena de Indias en vuelos nacionales 63.982 viajeros, con un incremento de 5 por ciento frente a la temporada de Semana Santa del año pasado, cuando arribaron a la ciudad 61.003 pasajeros.

 

Por su parte, y según la misma fuente, precisó que en vuelos internacionales llegaron a su vez, 14.262 turistas, lo que representa un aumento del 52 por ciento frente a igual período de 2017, cuando arribaron procedentes del exterior 9.390 pasajeros.

 

“En síntesis, si sumamos los viajeros en vuelos nacionales con los viajeros en vuelos internacionales, encontramos que aumentaron 11.2 por ciento, al pasar de 70.393 en 2017, a 78.244 en 2018, crecimiento que estuvo jalonado por los turistas que llegaron en vuelos internacionales, lo que nos indica que Cartagena de Indias se sigue consolidando como un destino importante en el Caribe”, dijo el Alcalde Mayor (e).

 

Londoño Zurek resaltó que el crecimiento del 52 por ciento en la llegada de viajeros internacionales obedece en gran medida al trabajo conjunto del bloque de conectividad de Cartagena de Indias, liderado por Corpoturismo, Sacsa, Procolombia y Cotelco, entre otros, así como por el “juicioso trabajo de promoción de Corpoturismo, con apoyo de Procolombia, del sector privado y los gremios en su conjunto, el cual fue reconocido recientemente por Routes America Marketing Awards 2017, como el destino de turismo con mejor mercadeo en el continente americano”.

 

En cuanto a la mejor conectividad se refirió a que en los últimos cinco años Cartagena de Indias pasó de tener 33 frecuencias internacionales directas a 65, “como fruto del equipo de trabajo que ya mencioné, cuya labor logró duplicar esta cifra.”, dijo.

 

Dijo que también arribaron a la ciudad 24.104 pasajeros en buques de crucero, de acuerdo a los datos suministrados por la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena de Indias, un incremento del 16.2% con respecto al 2017.

 

A su turno Zully Salazar Fuentes, Presidenta Ejecutiva de Corpoturismo, informó que la ocupación hotelera, en promedio sumó 75.2 por ciento, de acuerdo a los reportes entregados por los gremios hoteleros Cotelco y Asotelca, cinco puntos por encima de la ocupación registrada en la Semana Santa del año anterior, cuando sumo 70 por ciento.

 

Dijo que, además, a través de La Bodeguita se movilizaron hacia los territorios insulares 17.818 pasajeros, con un aumento del 16 por ciento frente a igual período del año anterior, cuando embarcaron 15.357.

 

De otra parte, informó que gracias a que hoy día contamos con el proyecto del Gobierno Nacional SITUR Bolivar se calcula que la semana santa dejo a la ciudad aproximadamente 68.000.000 USD.

 

La Presidenta Corpoturismo agradeció el apoyo y liderazgo de la Alcaldía Mayor de la ciudad en cabeza de Sergio Londoño Zurek, a las Secretarías, a los gremios y a los empresarios por su ayuda para consolidar la industria de viajes y turismo en la ciudad, para que siga siendo uno de los motores de la economía local.

 

Tenemos aún grandes retos que superar en turismo, pero lo más importante es que la ciudad cuenta con alianza del sector público, privado, gremial y académico para convertir a Cartagena de Indias en un destino de talla mundial.

 

 

 

 

 

            

 

          

 

 

 

Portal: El Grifo Noticias - Director: Juan Carlos Ceron
Cartagena de Indias - Colombia