Editorial

Por: Juan Carlos Cerón M.

 

Mucho se ha hablado sobre el tema de la prostitución en Cartagena y sobre todo, como utilizan a menores, para ese diabólico propósito. Cada año surge un escándalo nuevo.

 

El más reciente, se destapó en España, “la madre patria”. Se conocieron grabaciones en donde descaradamente prestigiosos personajes de la vida pública, hablaban como jueces y fiscales de ese país (incluso uno muy conocido y con contratos en Colombia) en un viaje hace años a Cartagena, disfrutaron de los placeres sexuales de menores de edad.

 

En la grabación se escucha en medio de risas, la narración sobre como conseguían a las muchachas para sus placeres sexuales.

 

Pese a la gravedad de los hechos, no he visto, hasta el momento, una acción contundente de la Fiscalía General de la Nación, sobre este particular como tampoco, el trámite de pedido de extradición (si se tiene con España) de los prestigiosos juristas involucrados.

 

Se pregunta uno ¿en dónde quedan los convenios de información judicial y policial con España? ¿Será que para prestigiosos jueces y fiscales no aplica?

 

Solo hizo un pronunciamiento serio y rechazando estas acciones, el alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, quien dijo que le pedirá al fiscal que llegue al fondo de este asunto.

 

Recuerdo que con el caso de la Madame, el fiscal Néstor Humberto Martínez, dijo que no permitiría más abusos de menores en Colombia. Y que le caería todo el peso de la ley al que estuviera involucrado en estos temas.

 

Ya es hora, señor fiscal Martínez, que haga cumplir su palabra. Abra una investigación seria para que paguen con cárcel los jueces y fiscales que se divirtieron con menores de edad en la ciudad.

 

Ya está bueno de escándalos mediáticos en Cartagena. Ahhh y le comento, doctor Martínez, por si no lo ha visto en video, que la Madame, sigue bailando en la cárcel de San Diego.

 

¿Se trata de un verdadero pacto del silencio sobre la prostitución?

 

Recuerdo que la Madame, dijo que tenía nombres de prestigiosos personajes que acudían a sus fiestas y que estaría dispuesta a revelarlos. ¿Dónde están esos nombres?

 

País de mojigatos con alma de lobos. Cuando se destapan nombres de impolutos colombianos o prestantes extranjeros inmersos en los escándalos de prostitución en Cartagena, el tema entra en un letargo total.

 

No quiero pensar, que en Colombia, la justicia es como el suero fisiológico, solo se le aplica a los más débiles.

 

Mañana seguramente habrá otro escándalo y pasado mañana otro. Seguramente iniciarán investigaciones. Y los peces gordos, todavía abusando de menores en lujosos yates en la bahía de Cartagena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Portal: El Grifo Noticias - Director: Juan Carlos Ceron
Cartagena de Indias - Colombia