El prolongado invicto que tenía Cuba en el béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe llegó este domingo a su fin al caer derrotado 8-1 por Puerto Rico en el estadio Édgar Rentería. Los cubanos no perdían un partido en estas justas desde 1982 cuando estas tuvieron como sede a La Habana, precisamente ante los boricuas, que le ganaron por 3-2. 

 

Cuba, que ha ganado 15 de las 22 ediciones del béisbol en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, no encontró la fórmula para detener la fuerte artillería puertorriqueña, que desde el mismo primer episodio comenzó a causar estragos al anotar una carrera en las piernas de Osvaldo Martínez, remolcado por doblete de Randy Ruiz.

 

La novena boricua amplió su ventaja en la cuarta al anotar cuatro carreras, la primera de ellas, por intermedio de Randy García. Posteriormente Aldo Méndez, con un triple con las bases llenas, trajo al plato a Jaime Ortiz, Wilfredo Rodríguez-Chévere y Jonathan García.

 

La ofensiva boricua siguió haciendo de las suyas en el séptimo inning, en el que anotó una carrera más a través de Luis Mateo, impulsado desde tercera por roletazo para doble play de Randy Ruiz.

 

La única carrera de Cuba llegó en el octavo, luego de un triple de Roel Santos, quien fue empujado después por sencillo de Yordan Manduley. Santos había llegado a tercera en una jugada apretada y en la que fue declarado quieto por el umpire José del Puerto. La decisión fue reclamada airadamente por el antesalista de Puerto Rico, Jeffrey Domínguez, quien por ello fue expulsado del juego. En su lugar ingresó José Rivera.

 

Puerto Rico cerró el octavo con dos carreras más luego que Edgardo Báez y Jonathan García dispararan sencillos. Aldo Méndez, con un toque de sacrificio, logró avanzar a los corredores. Posteriormente Báez anotó tras roletazo lento por tercera de Osvaldo Martínez y, este a su vez, después fue remolcado desde segunda por sencillo de Luis Mateo.

 

El pitcher ganador fue Anthony Seise Jr., quien trabajó 7 entradas completas, no permitió carreras, ponchó a 3 y dio una base por bolas. El perdedor fue Freddy Álvarez, quien en tres entradas y dos tercios, le batearon 4 hits, le anotaron 5 carreras, propinó 4 ponches y dio dos bases por bolas.

 

“Fue una importantísima victoria ya que Cuba es el favorito, una potencia en el béisbol, pero nosotros nos sentimos bien motivados y confiados en Dios y en nosotros mismos”, comentó el mánager de Puerto Rico, Juan ‘Igor’ González. 

 

“Los muchachos estaban deseosos de jugar ante Cuba, el favorito. Así que cuando juegas en su contra tu adrenalina sube al máximo”, agregó. 

 

A primera hora, México logró su primera victoria en el torneo al vencer 5-0 a Nicaragua. Los aztecas, que venían de caer 5-0 ante Cuba y 9-1 ante Colombia, se ampararon en el trabajo monticular del abridor Octavio Acosta, que en cinco innings y un tercio, permitió 3 hits, 3 bases por bolas y ponchó a 4 bateadores rivales. Los nicas sumaron su segunda derrota en el torneo ya que el  viernes cayeron 3-1 ante Colombia.

En el segundo juego, Venezuela sumó su primera victoria al imponerse 4-0 a República Dominicana, gracias a la destacada actuación de su dúo dinámico: el lanzador Juan Colmenarez y el bateador Carlos Colmenares.

 

Colmenarez dominó durante siete entradas y un tercio a la fuerte artillería dominicana y terminó como pitcher ganador, en tanto que Carlos Colmenares se fue de 4-3, con tres anotadas y una impulsada.

De esta manera, el béisbol de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe es dominado por Colombia y Puerto Rico, con dos victorias sin derrotas cada uno. Cuba quedó con 2-1, Venezuela y República Dominicana con 1-1, México con 1-2 y Panamá y Nicaragua con 0-2.

 

La jornada de este lunes se iniciará a las 10:00 a.m., con el juego entre Nicaragua y Venezuela; a las 3:00 p.m., se enfrentarán República Dominicana y Puerto Rico. Y a las 8:00 p.m., Colombia enfrenta a Panamá.

El colombiano Isaac Mateo Vélez se atravesó en el camino de los mexicanos y ganó una de las medallas de oro que los aztecas tenían en sus planes, evitando así con su triunfo en Poomsae que México subiera a lo más alto del podio en todas las finales del sábado, pues en combate sí se llevó los cuatro metales preciados en disputa en la segunda jornada del Taekwondo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

 

Aunque México es potencia en Poomsae, Vélez estaba tan convencido que podía sorprender al punto que se tiñó el pelo de amarillo justo para esta competencia, para ir acostumbrándose al dorado, metal que se colgó luego de superar precisamente a un taekwondista 'manito', el favorito Vaslav Ayala. El bronce fue para Elián Ortega, de Nicaragua.

 

"Muy contento con poderle dar una medalla a mí país y así contribuir en el objetivo de ganar los Centroamericanos. Sabía que era difícil vencer al mexicano, pero desde que me levanté me mentalicé que podía ganar", expresó el joven nacido hace 19 años en Medellín, capital del departamento de Antioquia.

 

En la jornada de la tarde sí fue imposible encontrar un rival que le diera combate al país que fue campeón en Taekwondo en Veracruz 2014. Uno a uno fueron llegando a las finales de las cuatro categorías en disputa. La primera que celebró fue Daniela Souza, quien derrotó 13-5 a Elizabeth Zamora (Guatemala), en menos de 49 kilogramos.

 

Ni siquiera un medallista olímpico logró cortar la racha. El dominicano Luisito Pie, bronce en Río de Janeiro 2016, fue doblegado 38-24 por Brandon Plaza, en menos de 58 kilogramos.

 

La tercera para los mexicanos llegó en la categoría de menos 57 kilogramos, en la que Paulina Armería venció 24-4 a la venezolana Adriana Martínez.

 

El broche de oro lo puso José Rubén Nava, con un triunfo 14-5 sobre el guatemalteco Andrés Zelaya, en menos 68 kilogramos.

 

Ahora, luego de la segunda jornada, México lidera el Taekwondo con 6 de las 10 preseas doradas entregadas. El anfitrión Colombia suma dos de oro, mientras que con una se quedaron República Dominicana y Cuba.

 

La delegación colombiana este sábado consiguió, además del oro con Vélez, tres bronce a través de Ibeth Rodríguez, Katherine Toro y Jefferson Ochoa.

 

El tercer día de esta disciplina se desarrollará el domingo nuevamente en el Colegio Marymount, en el Kilómetro 5 de la Vía a Sabanilla, en el departamento del Atlántico. La programación comenzará a las 10 de la mañana, con Poomsae mixtos. Desde la una de la tarde se iniciarán los combates. Nuevamente se entregarán cinco medallas de oro.

Medalistas de oro del sábado

Poomsae: Isaac Mateo Vélez (Colombia)

 

Combate

Menos 49 kilogramos: Daniela Souza

Menos 58 kilogramos: Brandon Plaza

Menos 57 kilogramos: Paulina Armería

Menos 68 kilogramos: José Rubén Nava

Hasta el último out del último inning, Panamá tuvo contra las cuerdas a Cuba, que terminó imponiéndose 1-0 para sumar su segunda victoria en el béisbol de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, en tanto que los canaleros sufrieron su segunda derrota al hilo.

 

La única carrera del partido, Cuba la anotó en el mismo primer episodio, producto de una base por bolas que recibió Yordan Manduley, quien luego avanzó por sencillo de Yurisbel Gracial y posteriormente anotó por error en el tiro del receptor José Camarena al tercera base Belarmino Campos.

 

Panamá tuvo varias ocasiones de igualar la pizarra, pero sus bateadores no pudieron conectar el batazo oportuno. Cuba también pudo aumentar la cuenta en el sexto, pero Roel Santos fue puesto out en el plato. En el séptimo, Panamá le colgó otro gran cero a los cubanos, que tuvieron en posición anotadora a Yosvany Alarcón.

 

La posibilidad más cercana que tuvo Panamá de empatar el juego fue en el noveno inning, cuando Gerald Chin y Manuel Rodríguez conectaron sendos imparables, pero el cerrador Raidel Martínez ponchó a Belarmino Campos para acabar con las angustias cubanas.

 

Por los isleños, el bateador más destacado fue Yordanis Samón, quien se fue de 4-2. Por Panamá se destacó Gerald Chin, quien bateó de 4-2.

 

El pitcher ganador fue Bladimir Baños, quien lanzó siete entradas completas permitiendo dos hits. Ponchó a dos y concedió una base por bolas. El juego salvado se lo anotó Raidel Martínez, que en el noveno recibió dos hits, pero ponchó a dos bateadores contrarios paraasegurar la victoria. Cuba también utilizó como relevo a Yoennis Yera. 

 

El perdedor fue el abridor Gabriel Ramos, quien trabajó seis entradas completas, permitiendo 5 hits, una carrera. Ponchó a 5 y dio 5 bases por bolas. 

 

El mánager cubano, Carlos Martí, comentó que el encuentro fue excelente y que cualquiera de las dos selecciones pudo haberlo ganado. “Panamá estuvo muy bien. Tiene peloteros de mucho nivel. El equipo nuestro se comportó a gran altura. Un juego que se decidió por un error en el primer inning y creo que la afición disfrutó de un gran partido de béisbol. Creo que un 1-0 es un gran partido de béisbol”.

 

Panamá fue un digno rival para Martí, quien consideró que esta novena mantiene posibilidades en el campeonato. “Ya Panamá ha perdido el segundo encuentro y sabemos que es un equipo que tiene buen nivel: peloteros que saben jugar al béisbol y muchos zurdos que son peligrosos a la ofensiva”.

Pacheco, nacido 12 de julio de 1986 en Mérida (Yucatán), se colgó la medalla de oro en la modalidad trampolín, 300 metros, en la competencia de clavados efectuada la tarde de este 21 de julio en el Complejo Acuático Eduardo Movilla. El puntaje de Pacheco fue de 473.30.

 

Sebastián Morales y Alejandro Arias, ambos de Colombia, se quedaron con la plata y el bronce, en ese orden respectivo. Morales totalizó 451.80  y Arias,  412.70.

 

Rommel Pacheco, que ocupó el séptimo lugar en trampolín de 3 metros de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, le entrega a su país la séptima presea dorada del tercer día de competencias en los Juegos Centroamericanos Barranquilla 2018.

El proceso se realizó en 17 barrios de las tres localidades

 

Con éxito finalizó el proceso de inscripción a los  17 núcleos de la Escuela de Iniciación y Formación Deportiva del IDER. En total fueron 420 niños y niñas de las tres localidades de Cartagena inscritos por sus padres o acudientes a este programa.

 

La localidad Histórica y del Caribe Norte fue donde más se vincularon niños, con un total de 190, y el núcleo que más menores recibió fue Santa Rita, con 60.

 

Los núcleos ofertados en el proceso fueron: San Francisco, Santa Rita, Flor del Campo, Bicentenario, Fredonia, San José de Los Campanos, Campestre, 20 de Julio, Caracoles, Pasacaballos, Albornoz, Ceballos, Zapatero,  Luis Carlos Galán y Nelson Mandela, en sus sectores La Primavera y Los Trupillos.

 

Durante esta jornada de inscripción, que fue totalmente gratuita y duró más de un mes se recibieron niños y niñas  entre los 6 y 12 años, y el principal requisito que debieron cumplir fue tener ganas y pasión por aprender y practicar algún deporte.

 

La vinculación de los menores admitidos  a las actividades cotidianas de cada núcleo fue de manera  inmediata, con el fin de que el niño o la niña se acople rápidamente al ritmo y al entorno del espacio deportivo.

 

"Por instrucciones de la alcaldesa Yolanda Wong  salimos de las oficinas y nos fuimos hasta los barrios a buscar con nuestro equipo psicosocial  a los niños y niñas, a motivarlos a ellos y a sus padres para que se unieran al programa. El objetivo fue facilitarle el acceso a todos los cartageneros", aseguró Lía Sará Ibarra, directora del IDER.

 

Para la coordinadora de la Escuela, Jenny Álvarez, se superó la meta que se había trazado, gracias a que se realizó una alianza con los colegios y líderes comunales para que todos los habitantes de cada barrio estuvieran enterados de la oferta deportiva.

 

"Hay que destacar el papel de los padres de familia, quienes estuvieron muy pendientes de la jornada de inscripción, importante porque ellos son determinantes en esta etapa de iniciación deportiva de sus hijos", indicó la funcionaria.

 

Para Carlos Miguel Utría, un  menor de 9 años y nuevo integrante del núcleo de Santa Rita, el ser parte de un grupo donde se practica deporte es motivo de alegría. "Quiero ser como Julio Teherán, este el primer paso para formarme como beisbolista".

 

La Escuela en cifras

Con la vinculación de estos menores, la Escuela de Iniciación y Formación Deportiva pasó de tener 4.534 niños, niñas y adolescentes, a  4.959.

 

Así mismo, actualmente cuenta con 46 núcleos en igual número de barrios, de los que hacen parte 3.592 niños y niñas; y con  37 énfasis donde ofertan 18 disciplinas deportivas y de los cuales hacen parte 1.367 adolescentes.

 

Jornada especial de inscripción en La Candelaria

Cumpliendo con el compromiso adquirido por la alcaldesa (e) de Cartagena, Yolanda Wong Baldiris, con la comunidad del barrio La Candelaria de llevar la oferta deportiva del Instituto Distrital de Deporte y Recreación,  IDER, el personal administrativo de la Escuela de Iniciación y Formación Deportiva realizó  este viernes una jornada de inscripción, donde se vincularon a este programa 58 menores, quienes serán remitidos a los núcleos  de La Perimetral y La María.

 

Así mismo, para las personas de esta zona que no pudieron acercarse este viernes a este punto, podrán llegar la próxima semana y realizar el proceso de inscripción en la oficina de la Escuela ubicada en la parte lateral del Complejo Acuático.

 

 

 

 

 

 

 

Portal: El Grifo Noticias - Director: Juan Carlos Ceron
Cartagena de Indias - Colombia