-El pronunciamiento se dio tras una convocatoria liderada por el gobernador Dumek Turbay, quien expresó recientemente  su preocupación por la deuda de $28.125 millones que las EPS mantienen con la Casa del Niño. El superintendente Nacional de Salud, Norman Julio Muñoz, hizo un fuerte llamado en medio de una mesa de cobro en la sede de la Casa de la Moneda.

 

-Al término de la reunión, el Superintendente de Salud lanzó a un ultimátum a las EPS para que, en el cumplimiento de sus obligaciones, mediante giro directo se pongan al día sobre la base del 80% de los valores facturados en este año y que, el con relación 20% restante, cubran con estos pagos dentro de los términos establecidos por ley.

 

-Además de representantes de las EPS morosas, también estuvieron presentes el director general de la Casa del Niño, Luis Alberto Percy; el gerente interventor del Hospital Universitario del Caribe, Fernando Trillos; y Jorge Quintero Bula, gerente de la Clínica de Maternidad Rafael Calvo, en representación de las entidades de salud que también ha sufrido los retrasos en los pagos.

 

-Acompañaron el gobernador Dumek Turbay, el director de la Secretaria de Salud de Bolívar, Luis Padilla; y la directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), Adriana Meza, entre otros invitados.

 

Tras la convocatoria liderada por el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, quien recientemente hizo un llamado para que la deuda por el orden de $28.125 millones que las EPS mantienen con el Hospital Infantil ‘La Casa del Niño’ no afecte la prestación del servicio en este importante centro asistencial, se llevó a cabo este martes una mesa de cobro con la presencia del superintendente Nacional de Salud, Norman Julio Muñoz.

 

Al término de la reunión, el Superintendente de Salud lanzó a un ultimátum a las EPS para que, en el cumplimiento de sus obligaciones, mediante giro directo se pongan al día sobre la base del 80% de los valores facturados en este año y que, el con relación 20% restante, cubran con estos pagos dentro de los términos establecidos por ley.

 

De acuerdo con Muñoz, durante las dos primeras semanas de octubre se llevará a cabo una mesa de seguimiento, con la presencia de los representantes de las EPS, para analizar si efectuó un cumplimiento de lo pactado y establecer las sanciones las que haya lugar en caso de que no se acate lo ordenado.

 

“Hemos citado a todas las EPS, fundamentalmente las del régimen subsidiado, y tres instituciones claves en la prestación de la salud: HUC, Casa del Niño, y Hospital de Maternidad Rafael Calvo. Les hemos dado unos plazos perentorios a todas estas EPS, que no han cumplido con los pagos,  para que en un plazo cortísimo se pongan al día con sus obligaciones, tanto con el Distrito como el Departamento”, resaltó Muñoz.

 

De acuerdo con el Superintendente Nacional de Salud, las EPS tienen las dos próximas semanas para ponerse al día con los contratos con estas tres instituciones (Casa del Niño, HUC y Maternidad). Y, en lo que respecta a la autorización del giro directo, debe hacerse efectiva desde octubre próximo.

 

“En la segunda semana de octubre la Superintendencia va a hacer una sesión de conciliación especial en el Distrito de Cartagena para determinar la cartera real de estas tres instituciones y los mecanismos de pago que proponen. Aquellas EPS que no estén en capacidad de cumplir con esas obligaciones del aseguramiento, necesariamente, tendrán que salir del Distrito y del Departamento”, destacó Muñoz.

 

Por su parte, el gobernador Dumek Turbay expresó sus satisfacción frente a los anuncios entregados por el Superintendente Nacional de Salud y catalogó como “histórica” la mesa de trabajo convocada desde la Administración Departamental.

 

“Esta reunión es histórica. Esto no se había realizado antes. El Superintendente, con criterio y  severidad, exige el cumplimiento para que la prestación del servicio de salud no tenga ninguna afectación ni se ponga en peligro. Al final quienes se afectan son los más pobres y eso no lo podemos permitir”, destacó Turbay.

 

De acuerdo con  el Gobernador de Bolívar, “el Superintendente ha tomado decisiones importantes: el giro directo tiene que ir hasta el 80%, no hasta el 50%.  Y le va a hacer un seguimiento diario al cumplimiento de las EPS”.

 

El mandatario departamental destacó que, de la mano con Supersalud, la Gobernación de Bolívar se mantendrá vigilante de los compromisos que fueron pactados con las EPS.

 

“Se nos han dado instrucciones precisas para que lo ayudemos a ser sus ojos (al Superintendente de Salud), a ser vigilantes, y celosos guardianes para que estas EPS cumplan. Saludo con alegría esta reunión y los compromisos.  Y, en dos semanas, revisamos y el que no esté cumpliendo que se vaya”, puntualizó Turbay.

 

En el encuentro, que tuvo lugar en la Casa de La Moneda, sede alterna de la Gobernación de Bolívar, además de representantes de las EPS morosas, también estuvieron presentes el director general de la Casa del Niño, Luis Alberto Percy; el gerente interventor del Hospital Universitario del Caribe, Fernando Trillos; y Jorge Quintero Bula, gerente de la Clínica de Maternidad Rafael Calvo, en representación de las entidades de salud que también ha sufrido los retrasos en los pagos.

 

También acompañaron el gobernador Dumek Turbay, el director de la Secretaria de Salud de Bolívar, Luis Padilla; y la directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), Adriana Meza, entre otros invitados.

 

 

 

 

 

 

El grifo Notificas - Cartagena de Indias - Bolivar

Copyright © 2017. All Rights Reserved.