EDITORIAL

POR: JUAN CARLOS CERON

 

Espero, sinceramente, que el alcalde Manolo Duque, resuelva su situación jurídica. No podría desearle más que lo mejor. Lo conozco profesionalmente desde hace años, cuando juntos compartimos la misma empresa radial.

 

Debo decirlo, personalmente creo que Manolo no es un tipo malo, no, pueda que sus actuaciones en la administración pública no hayan sido las mejores. La culpabilidad de Manolo, solo él sabe de dónde viene.

 

No podemos desconocerle, todo lo que hizo por el deporte, cuando era periodista deportivo. Solo unos cuantos saben, lo que sabe él de beisbol y boxeo.

 

Infortunadamente, hoy está en una situación difícil al igual que su familia. Es un buen esposo y maravilloso padre, debo decirlo.

 

Pero creo, que sería lo mejor dar un paso al costado y dejar que la ciudad vuelva a su curso normal.

 

Una “válvula de escape”, llamarían algunos. Estaría más tranquilo resolviendo su problema jurídico y seguramente la prensa lo dejaría en paz.

 

Por su esposa y sus hijos es que, me atrevo a escribir estas cortas líneas.

 

Seguir siendo alcalde en estas circunstancias, no sería lo mejor. Ni para su defensa ni para la ciudad. Si renuncia, sería Manolo, en un futuro reconocido por su entereza y no por su desafortunado proceso judicial.

 

Manolo, la gente te reconoce muchas cosas. Ayudaste desde los micrófonos a mucha gente y estando en la alcaldía, también a otros tantos.

 

Pasa a la historia, como un gran hombre, una persona buena y deja que la ciudad siga su curso sin más atrasos.

 

No necesitas más de estos juicios callejeros, que siempre dañan a tus seres más queridos.

 

Te lo escribo, porque no puedo decírtelo personalmente. Sinceramente me duele lo que te está pasando porque te conozco. No podría desearte mal.

 

Pero no eres tú, ni tu primo hermano los que van a sufrir las consecuencias, es la ciudad. Son los cartageneros que confiaron en ti y que todavía te apoyan.

 

Da tu lucha jurídica, llega hasta el final para limpiar tu nombre, deja que la justicia y Dios actúen.  Pero la ciudad no aguanta más.

 

Esta incertidumbre, oscurece todo. No deja progresar y eso no era lo que querías para Cartagena.

 

Ojalá el tiempo se pudiera retroceder, pero es imposible. Ya lo actuado, actuado está. Por eso te digo sinceramente, como tu amigo y como ciudadano que quiere esta ciudad, que, deberías dar un paso al costado.

 

Me duele que estés pasando por esta situación, ni al peor de mis enemigos se la desearía.

              

 

 

 

                 

 

 

 

 

 

 

 

El grifo Notificas - Cartagena de Indias - Bolivar

Copyright © 2017. All Rights Reserved.